Ruta nocturna por Granada

Salida y llegada Lo más cercano a tu Hotel
Itinerario Paseo de la Bomba, Fuente de las Granadas, Pza. del Humilladero, Acera del Darro, Puerta Real, Acera del Casino, Angel Ganivet, Pza. Mariana Pineda, San Matias, Pza. Isabel la Catolica, Pza. Nueva, Carrera del Darro, Paseo de los Tristes, Cuesta del Chapiz, Camino del Sacromonte (ida y vuelta), Cuesta del Chapiz, Pza. del Salvador, Placeta de Abad, Carril de las Tomasas, San Nicolas, Camino de San Nicolas, Pza. San Miguel Bajo, Carril de la Lona, Cuesta Alhacaba, Pza. de la Merced, Gran Via de Colon, Avda. del Hospicio, Pza. del Triunfo, Avda. Capitan Moreno, Pza. de la Merced, Arco de Elvira, Elvira, Pza. Nueva, Pza. Isabel la Catolica, Pavaneras, Santa Escolastica, Molinos, Cuesta del Caidero, Cno. Nuevo del Cementerio, Avda. Santa Maria de la Alhambra, Paseo de la Sabica, Real de la Alhambra, Carlos V, Antequeruela baja, Vistillas de los Angeles, Escoriaza, Paseo de la Bomba.
Incluye ·Conductor / Guía local.
·Paradas siempre que nos sea posible, para realizar alguna foto.
·Tuk-Tuk
No incluye ·Entradas a los Monumentos
·Propinas
Idiomas
Castellano e inglés
Qué vestir
Ven en chándal, con corbata o como mas comodo estes… pero no te olvides la cámara.
Observaciones Tenga en cuenta que los bebés y los niños ocupan un asiento.

Dice un refrán español: ‘De noche, todos los gatos son pardos’. Dice la realidad local: ‘La luz de la luna de Granada, el alumbrado artificial y los contrastes del paisaje urbano granadino tiñen la ciudad de plata’. El espectáculo de disfrutar de los monumentos, de las calles y plazas de Granada, de los edificios de la ciudad de noche, es único y, desde luego, muy recomendable. Los barrios de Granada adquieren una dimensión estética especial con las luces de la noche. La Real Chancillería (que sigue teniendo 500 años después de su construcción el mismo uso judicial de siempre) es otra de noche. Qué decir del eje del río Darro con la Alhambra a un lado y el Albayzín al otro.

Esta ruta es una invitación a que usted se decida a disfrutar de cada esquina nocturna, a que se decida a visitar el interior de los palacios de la Alhambra durante la noche; a que recorra las callejuelas de El Realejo y se deje llevar por el magnético Campo del Príncipe con sus contrastes de colores; y a que disfrute de una noche granadina. El Albayzín con los claroscuros del altardecer y las sombras de la noche; las murallas y espacios abierto de la Alhambra con su bosque encantado; los monumentos de la Granada cristiana en el centro de la ciudad... conforman un espectáculo único que el visitante no se puede perder.